Edema Macular Diabético

A -·A·A +

¿Qué es la EMD?

La diabetes y su afectación Ocular

Como probablemente usted ya sepa, la diabetes es una enfermedad sistémica, es decir, que las alteraciones que produce pueden afectar a diversos órganos, entre los que se encuentra el ojo, y concretamente la retina, que es la capa del globo ocular con la que realmente vemos los objetos. Esta enfermedad se caracteriza por la existencia de un exceso de azúcar en la sangre. En una persona normal, cuando comemos alimentos que contengan azúcar, la insulina, que es una hormona que produce nuestro páncreas, se encarga de “ayudar” a la glucosa a entrar en las células, de manera que podamos aprovechar la energía que nos proporcionan éstos alimentos. En una persona que padece diabetes no se produce insulina o la que hay no es efectiva, por lo que lo primero que aparece es un aumento de los niveles de azúcar en la sangre. Este exceso de azúcar puede repercutir en el metabolismo a todos los niveles.

Es importante conocer cuáles son los distintos tipos de diabetes existentes, le presentamos a continuación la clasificación de la Diabetes en 3 tipos de la organización Mundial de la salud:

  • Diabetes tipo I: aparece en gente joven y en muchos casos precisa inyecciones diarias de insulina para sustituir a la que el páncreas no produce
  • Diabetes tipo II: es más común en adultos de entre 50-60 años y suele deberse a que la insulina no es efectiva
  • Diabetes gestacional: la que aparece durante el embarazo

La sintomatología general de la diabetes con la que a diario debe manejarse una persona que la sufre suele consistir en ………… pero uno de los aspectos básicos de la diabetes es el tener la enfermedad bajo control. Si una persona que sufre diabetes no controla bien su enfermedad, puede tener que afrontar la aparición de los llamados síntomas agudos como, por ejemplo, elevaciones muy altas del azúcar en sangre o el coma diabético, pero a la larga podrían aparecer una serie de complicaciones crónicas debido al progreso de la enfermedad. Este tipo de complicaciones: se producen principalmente debido a un cierre de los vasos sanguíneos, sobre todo los más pequeños, que impide que la sangre llegue correctamente a los tejidos. Se pueden ver afectados órganos como el riñón, los nervios, el cerebro, e incluso el ojo, concretamente la retina . Cuando los vasos de la retina se obstruyen aparecen unas lesiones características, que pueden detectarse en fases iniciales de la enfermedad en la consulta del oftalmólogo de ahí la importancia de acudir a las revisiones periódicas, los vasos sanguíneos de la retina son los únicos del cuerpo a los que podemos acceder con una simple exploración, y basándonos en cómo estén, podemos imaginar cómo se han visto afectados otros vasos que no podemos ver, como los de los riñones, por ejemplo.

El Edema Macular Diabético (EMD):

Como le hemos contado en la sección “La Diabetes y su afectación Ocular”, esta enfermedad, la diabetes, puede tener como consecuencia otra enfermedad que afecta al ojo, en estos casos hablamos de retinopatía diabética, que es actualmente una de las primeras causas de baja visión en los países desarrollados (según la OMS en el año 2000 había 171 millones de personas con diabetes en el mundo, y se cree que en 2030 el número puede llegar a 370 millones) y puede prevenirse mediante controles oftalmológicos y tratamiento si es preciso. La retinopatía diabética puede manifestarse en diversos grados y consiste básicamente en la obstrucción de los vasos sanguíneos de la zona retiniana provocando hemorragias, pequeños infartos en la retina y formación de nuevos vasos que son más débiles y se rompen con facilidad, provocando así nuevas hemorragias...etc. Todo este complejo proceso de deterioro de la retina puede llevar a que en cualquier momento de la enfermedad pueda aparecer el llamado edema macular diabético, la causa más importante de pérdida visual en las personas que sufren diabetes, que consiste en un cúmulo de líquido en la mácula, que es la zona más importante de la retina, la que nos permite realizar tareas tan importantes como leer, conducir o reconocer caras. y es además la causa más importante de pérdida visual en los diabéticos. . Todos estos cambios que aparecen en la retina producen visión borrosa y son más frecuentes en pacientes que llevan un mal control de la glucosa.